Reseña: La Magia de ser Sofia de Elisabet Benavent

Posted April 4, 2017 by Wil in Reviews / 0 Comments

Reseña: La Magia de ser Sofia de Elisabet BenaventLa magia de ser Sofía (Bilogía Sofía 1) by Elísabet Benavent
four-stars
on March 2, 2017
Buy on Amazon
Goodreads

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

 

“Hay batallas que tienes que perder tú solo para que la moraleja sirva de algo.”

 

Estoy tratando de encontrar las palabras correctas para describir lo que he sentido leyendo este libro, pero en realidad no las encuentro. Que te puedo decir, es Elisabet Benavent. La mejor, mi favorita. Si han leído mis reseñas anteriores saben que a mi esta escritora me encanta. Es tan talentosa y tiene esa habilidad de meterte por completo en la historia y de despertar todo tipo de emociones en mí, no todo el tiempo buenas, que conste. Si usualmente lees mis posts, sabes que los últimos libros de Beta no han sido mis favoritos. Pero Sofía ha sido diferente, me ha recordado a esos primeros libros de Valeria, Silvia y Alba. Sofía definitivamente me ha encantado. Sofía tiene magia, de eso no hay duda.

 

“y… ese fue el truco. Ser nosotros mismos. Sin más.”

 

Compré La Magia de ser Sofía el primer día que salió, aunque no pude leerlo hasta ahora. También sabía que si me enganchaba con Sofía, no iba a poder esperar mucho tiempo por la secuela. No leí ni la descripción, es Elisabet, si ella lo escribe, yo lo voy a leer. Es difícil de explicar cómo me encanta su forma de escribir. Su forma de desarrollar personajes. Y ese sin número de frases que cuando las lees se quedan contigo mucho después de terminada la historia.

 

“Su ventana y la mía estaban muy cerca pero tremendamente lejos de lo que yo deseaba de él.”

 

“Sofi…, que lo que quieres no haga que se te olvide lo que mereces.”

 

“Él, el magnetismo de la Tierra. Yo, la brújula, siempre apuntando a él.”

 

“Los besos no tienen conciencia, no sé si me explico. Los besos son cosas que no piensan. Se sienten. Y si los piensas, dejan de existir.”

 

Tengo que aceptar que en realidad no me esperaba esta trama, este tema. Pero wow, que realista, que humano, que fascinante. No es un libro para todos, el tema es delicado, el amor es algo prohibido y el romance se desarrolla lento. Y en realidad no veo otra manera de desarrollar esta trama. Si el tema es algo prohibido, siempre prefiero el romance lento a que los personajes principales se vayan a la cama inmediatamente. Me encanta que la autora explore ese tipo de temas, que nos transporte a situaciones que una acá nunca piensa ni sabe cómo reaccionaría.

 

“Y así fue como me convertí en el tipo de chica que creí que me había jodido la vida. Así entendí que juzgar no tiene sentido, que la vida no es o blanca o negra y que hablar del camino de otro si no lo has andado con sus mismos zapatos es absurdo.”

 

“Yo también sabía que aquello podía pasar. Que Héctor y yo podíamos disfrutar de unos meses increíbles, los mejores de nuestra vida y que se quedasen en nada cuando él decidiera que prefería media vida segura al riesgo de una entera.”

 

“Y de la risa fuimos pasando a la confesión y de la confesión a la intimidad como si pudiéramos contárnoslo todo.”

 

Es que no quiero decir mucho ni dar spoilers. Estuve enganchada de principio a fin. Me identifico con los dos personajes principales. Sofía, con su gracia y su modo de ver la vida me conquistó. También me identifique con sus complejos, con la forma de verse ella misma y con su sufrimiento. Ella hace que el libro sea especial.

 

“Es peligroso buscar que a una la quieran porque es fácil disculpar algunos actos que nos hacen sentir miserables en favor de un bien más grande: EL AMOR.”

 

Y quizá aquella fue una de las razones por las que, sinceramente, le abrí la puerta de par en par. Sí, a él. Al que se sentaba frente al ventanal en la mesa redonda con la lamparita de flecos. Ese chico a quien no pude dejar de mirar desde el día que cruzó la puerta del Alejandría. Ese que entró por primera vez un 5 de enero como un regalo de Reyes y volvió religiosamente cada día. El único que brillaba. Ese que me iba a enseñar tantas cosas nuevas de mí misma. Ese que vivió en primera persona lo que estaba a punto de sucederme.”

 

“Había algo en él que me hacía sentir… como si nos conociéramos de mucho y no lo supiéramos. Como si se nos hubiera olvidado toda una vida juntos. Como si me hubiera contado algunas pasiones oscuras y le hubiera guardado el secreto con tanto recelo que hasta se me hubiera extraviado el recuerdo. Quizá fuera solo una premonición. Quizá no era hacia detrás donde debíamos mirar, sino hacia delante.”

 

Y de Héctor, que puedo decir. Me pareció igual de frustrante como de encantador. Frustrante porque a veces se muestra inseguro, débil y definitivamente ambivalente. Especialmente al final. Aunque pues es también encantador, y disfrute a pleno la mayoría de sus interacciones con Sofía. Definitivamente en partes me identifique con él y con su indecisión. Solo el que ha estado en una relación de tantos años, especialmente desde muy joven puede comprender ese tipo de sentimientos, ese tipo de culpa. Y a la vez ese sentido se falsa seguridad. Al final, no lo culpo, como dije, me puedo hasta identificar con sus sentimientos y todavía creo en él. Solo espero que la historia termine mejor en el segundo libro. Es difícil ver el “complete picture” hasta que termine la historia.

 

“Ella, con el mandil ceñido a su generosa cintura tan fuerte que cuando se sentaba a veces la dejaba sin respiración. Ella, repartiendo a diestro y siniestro sonrisas y comentarios audaces e inteligentes, memorizando citas de grandes libros e intercalándolas con frases de Belén Esteban. Ella.”

 

“Sabes que estás enamorado cuando quisieras saber pintar para dibujarla como se merece verse, cuando lo darías todo por saber la respuesta a todas las preguntas que pudieran surgirle en la vida. Sabes que la quieres de verdad cuando desearías ser piloto, astronauta, camarero, poeta, músico, cocinero, marino, inventor, médico, perfecto… solo para ella. Cuando cambiarías todo lo que tienes por saber viajar en el tiempo para salvarla de ti mismo. Algo, algo muy hondo, me decía que yo podía hacerle más daño que nada más en el mundo. Y supongo que lo hice.”

 

“Y en medio ELLA. Mi ELLA. Mi ELLA definitiva. Qué pequeño me sentía a su lado. Qué gigante. Qué desorbitado.”

 

“Quería pasar con esa mujer el resto de mi vida. Cada minuto. Cada orgasmo sería suyo. Cada deseo, fantasía, fetiche, filia, gota de saliva, sudor y semen… solo suyo.”

 

Tengo montones de highlights pero algunos son o subiditos o spoilers así que no los incluiré en la reseña.  El libro también tiene unos momentos súper comiquísimos que me encantaron.

 

“En serio… en mi próxima vida quiero ser tío. Quiero ser tío, estar bueno y que me cuelgue entre las piernas un martillo percutor. Qué felicidad la suya…”

 

“Bueno. Pues resultaba que había encabronado a la Madre Teresa de Calcuta del distrito centro de Madrid. Había herido al Robin Hood del jodido barrio.”

 

¿Y bueno si me ha encantado la historia, porque no 5 estrellas? Ah, dos cosas. Encuentro que el libro fue demasiado largo y a veces se salía del tema. Sé que es muy típico de Elisabet contar otras historias fuera de la de los personajes principales. Lo hizo con Valeria y sus amigas, también con Amaia en los libros de Martina. Aquí lo vemos con Oliver, que aunque interesante, a veces la historia de Oliver llegaba justo cuando algo importante estaba pasando con Sofía y Héctor y eso simplemente no me encantó. Creo que la historia de Sofía y Héctor era suficiente por si sola sin dedicar tanto tiempo a la de Oliver. Lo otro es que algunos de estos temas o escenas, como la de escuchar canciones juntos en la habitación, son como deja vu de pasadas historias de la autora y pues es como si esto ya lo hubiera vivido antes. Lo encuentro repetitivo y pues el sentimiento no es el mismo que la primera vez que leí escenas similares en pasadas historias. Aunque me encanta siempre que la musica juega un rol especial en la historia.

 

 

Igual, el libro me gustó mucho. Esta escritora para mi es una de mis favoritas, un one-click, insta-buy siempre. Sus libros me tocan fuerte, su escritura es bella e impecable. Tengo esperanza que el segundo libro llene todas mis expectativas y no puedo esperar a ver cómo termina esta historia. Igual creo que no es un libro para todo lector debido a la temática, pero si eres fan de Elisabet, tienes que leerlo. Y si no te molestan los libros un poco del lado amor prohibido/taboo, te lo recomiendo 100%.

 

“Nunca, prométetelo, pongas el bienestar de alguien por delante del tuyo en la lista de prioridades, porque el resultado es el mismo que empezar una escalera por el último escalón.”

 

 

four-stars

About Elísabet Benavent

Elísabet Benavent (Valencia, 1984) es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia y máster en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad trabaja en el Departamento de Comunicación de una multinacional. Su pasión es la escritura. La publicación en 2013 de sus novelas En los zapatos de Valeria, Valeria en el espejo, Valeria en blanco y negro y Valeria al desnudo se ha convertido en un éxito total de crítica y ventas con más de 120.000 ejemplares vendidos. Los derechos audiovisuales de la saga Valeria se han vendido para televisión. En la actualidad se ocupa de la familia Coqueta y está inmersa en la escritura.

Leave a Reply